1100 BLANCOS NUCLEARES ESTADOUNIDENSES DESCLASIFICADOS

¿Cuantos misiles nucleares crees que se necesitan para disuadir?

Click here to see this page in other languages:  EnglishUS_Flag German Germany_flag  Hindi India_Flag  Russian Russian_Flag  Polish Poland_Flag

Los Archivos de Seguridad Nacional (National Security Archives)  publicaron recientemente una lista desclasificada  de blancos nucleares desarrollada por el gobierno de los Estados Unidos desde 1956.  La lista incluye más de 1000 localizaciones distribuidas en Europa del Este, Rusia, China y Corea del Norte. El mapa a continuación muestra la totalidad de los 1,100 blancos nucleares de dicha lista, y hemos trabajado en colaboración con NukeMap para demostrar cuán catastrófico podría ser un intercambio nuclear entre Estados Unidos y Rusia. Si haces clic en detonar (detonate) desde cualquiera de los puntos, podrás ver cuán grande sería el área destruida por la bomba de tu elección, así como cuánta gente resultaría muerta.

If you can no longer see the nuclear target map, please scroll up.

Aunque la lista actual de blancos nucleares está clasificada, probablemente no sea considerablemente diferente. Estados Unidos todavía tiene aproximadamente 1,900 ojivas nucleares implementadas en misiles y bombarderos (y miles más en reserva), listas para ser lanzadas de inmediato y capaces de dar en el blanco en 30 minutos. Esta situación inestable es extremadamente peligrosa y en reiteradas ocasiones ha estado a punto de desencadenar una guerra nuclear por accidente. Más aún, muchas de las bombas de hidrógeno actuales son cientos de veces más poderosas que las dos bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Si hoy se desencadenara una Guerra nuclear, el invierno nuclear  podría matar a la mayoría de habitantes de la Tierra.

Esto nos lleva a una pregunta importante: ¿Cuántas armas nucleares necesitamos en realidad? Siete de las nueve naciones nucleares han determinado que se necesitan menos de 300 armas nucleares con fines disuasorios, y ninguna de ellas ha sido atacada. Sin embargo, no sólo Estados Unidos y Rusia tienen aproximadamente 7,000 ojivas nucleares cada una, lo que suma el 90% del arsenal mundial, sino que ambos países están intensificando la situación, al hacer enormes inversiones para ampliar sus arsenales con armas nucleares más precisas y letales. Muchos analistas militares están de acuerdo con que Estados Unidos y Rusia podrían fácilmente cumplir con su estrategia de disuasión con muchas menos armas nucleares. Incluso el Pentágono ha declarado que Estados Unidos no necesita más de 1,000 misiles nucleares para impedir un ataque nuclear. Pero no te fíes de su palabra: juega tú mismo(a) con el mapa y comprueba cuán destructivas pueden ser las armas nucleares.

1100 BLANCOS NUCLEARES, LLUVIA RADIACTIVA, Y CLIMA

Aunque los mapas presentados arriba muestran un radio general de destrucción nuclear, los patrones climáticos desempeñarían un rol en términos de cuántas personas se verían afectadas por la lluvia radiactiva. Dado que el clima puede cambiar día a día, si lanzamos una bomba nuclear cerca de una frontera con un país en el día equivocado, personas inocentes en un país vecino podrían también sufrir los efectos de la lluvia radiactiva. Cuán lejos y en qué dirección se desplazaría el material radiactivo dependería del tamaño de la bomba y del clima local. En los siguientes gráficos, Alex Wellerstein simula dos posibilidades aterradoras (Recomendamos ver las siguientes diapositivas en el modo pantalla completa para ver más fácilmente hacia dónde se desplazará el material radiactivo.):

1) ¿Qué habría pasado si la totalidad de los 1,100 blancos nucleares hubieran sido impactados con un arma nuclear de un tamaño determinado el 29 de abril de 2016?

En esta presentación de diapositivas, las bombas se hacen más grandes y la lluvia radiactiva se aleja más del blanco en una dirección dictada por los patrones climáticos locales. Fíjate que esta presentación todavía no muestra el efecto del invierno nuclear: si se eleva hacia la estratosfera suficiente humo de los incendios nucleares, se puede extender a todo nuestro planeta y desencadenar una mini-era glacial de una década de duración y el colapso de la agricultura, lo que potencialmente podría matar a la mayor parte de los 7,000 millones de habitantes de la Tierra.

2) ¿De qué manera cambiaría la dirección de la lluvia radiactiva si se lanzaran las bombas en tres días distintos?

En este caso, utilizamos datos climáticos del 29 de abril, 30 de abril y 1ero de mayo de 2016 para ver de qué manera cambia la dirección de la lluvia radiactiva si se lanzaran bombas de 100 kt en los 1,100 blancos nucleares (las bombas típicas de hoy en día son varias veces más poderosas). Distintos patrones climáticos enviarían la lluvia radiactiva en direcciones distintas cada día. Presta atención a países como Alemania, Dinamarca y Finlandia, que podrían verse afectados por la lluvia radiactiva si se atacara los blancos nucleares en el día equivocado.